Vigila bebés Philips: Vídeo y sonido con conexión privada

Vigila bebés Philips: Vídeo y sonido con conexión privada

La Avent SCD630 te mantiene al tanto del estado de tu hijo. Le verás y escucharás sin interferencias y con una conexión segura.

Cámara para bebés con pantalla LCD de 3,5”

Vigila bebés Philips: Vídeo y sonido con conexión privada


Si necesitas una cámara vigila bebés pero no te fías de los modelos que transmiten la señal de audio y vídeo por WiFi (al alcance de hackers o desconocidos), la Philips Avent SCD630 es una interesante alternativa. Mediante ella podrás oír y ver a tu bebé con una calidad de sonido e imagen perfecta, tanto de día como de noche. Para ello cuenta con una pantalla LCD de 3,5 pulgadas y micrófonos y altavoces de gran precisión.

Conexión privada y segura

Esta cámara vigila bebés está diseñada para que no te preocupes de si alguien ajeno capta la señal de audio o vídeo del niño. La conexión es directa entre el módulo sensor que se instala junto al niño y el módulo de visionado, que lo dispondrás donde más cómodo te resulte. Es decir, la señal no sale de tu casa. Así es, gracias a la tecnología Adaptive-FHSS puedes escuchar y ver a tu bebé sin interferencias y con total privacidad.

Vigila bebés Philips: Vídeo y sonido con conexión privada

Pantalla de 3,5» con visión nocturna

El elemento visor consta de una pantalla de 3,5″ de alta resolución, para que no te pierdas una sola mueca o gesto de tu rorro mientras descansa, juega o duerme. Además, es eficaz tanto de día como de noche; para este segundo supuesto, integra sensores infrarrojos que se activan automáticamente cuando la luminosidad es baja. Lo dicho, lo verás todo con gran detalle.

Modo eco y conexión permanente

Mediante la función ECO que tiene esta cámara especial vigila bebés de Philips, se reduce el consumo de batería cuando no sucede nada imprevisto en la habitación del niño; ahora bien, en cuanto se mueve o balbucea, la cámara retorna a su estado de máxima potencia para transmitir con total fidelidad el sonido y el vídeo. En caso de que se pierda la conexión entre el módulo cámara y el de la pantalla, te avisa de ello, lo mismo si las baterías están a punto de agotarse. Nunca perderás el contacto con el bebé. Dicho esto, entre ambos módulos puede haber una distancia de hasta 50 m en interiores y de 300 m en exteriores.

Vigila bebés Philips: Vídeo y sonido con conexión privada

Autonomía y sensor de temperatura

La Philips Avent SCD630 te ofrece una autonomía de hasta 10 horas si funciona con pilas, lo que es suficiente para toda la noche, si bien siempre puedes conectarla con un cable a cualquier enchufe. Por otra parte, incluye un sensor de temperatura para tener siempre controlado el nivel de calor o frío en la sala o habitación donde se encuentre el bebé.

Modo walkie-talkie y nanas

Otros tres detalles interesantes de esta cámara especial para niños pequeños son que permite que el niño escuche tu voz (funciona a modo de walkie-talkie, hablando tú desde el módulo de la pantalla), que el elemento de cámara puede generar una luz de compañía hasta que el niño se duerma o por si se despierta y que éste elemento de cámara también reproduce nanas, para tener unos dulces sueños.